Siempre tarde

Ya estaba dormida otra vez, he sido incapaz de relegar los importantes asuntos de trabajo, para verla sonreir a mi llegada, ahora solo hay sonrisa resignada de mi mujer, ella lo entiende, yo lo entiendo, pero porque debe entenderlo ella.
Importancia, necesidad, esta vida actual deja sin relevancia las relaciones, invalida la posibilidad del contacto personal, un muro infranqueable que provoca una enfermedad degenerativa en todo proceso de unión entre personas de cualquier tipo. Solo deja muecas de comprensión incomprendida.

No hay comentarios :