Ningún momento es bueno


Ningún momento es bueno para recibir la noticia de una muerte, pero hay momentos y épocas peores, una de ellas es la navidad, sobre todo para las personas que tienen una edad, en la que todos a su alrededor desaparece, amigos, familia, e incluso la memoría, pero los recuerdos, en especial los doloroso se aferran a ellos, como una lapa purulenta que los corrompe por dentro, incapacitándolos para ilusionarse por unas fechas tan entrañables como estas.

Por eso, si uno de estos desagradables sucesos, tiene lugar en este tiempo de pascua navideña, tiende a arraigarse muchos más, por que durante dos meses, estás siendo bombardeado por publicidad y actos, que te recuerdan la proximidad de estas fechas, pero tu lo único que recuerdas, es el dolor asociado a las mismas.

Es difícil, mantener el alma aniñada, para que tu ilusión te ilumine, y afrontar el nuevo año con luz, cuando el dolor te rodea.

Siempre debes buscar ese punto de luz, que es la esperanza, para que guie tu camino, incluso cuando no puedes verlo.

No hay comentarios :