El observador decadente: Nunca, es para siempre / Nunca es para siempre


Y yo le pregunté cuando nos volveremos a ver, y ella respondió nunca, esa palabra que provoca un abismo de tiempo infinito entre dos personas, que cuando se cierre la puerta sabes que esa persona no la volverá a abrir, que provocará que vayas mirando como un loco desesperado entre las multitudes, por si ves su rostro aunque sea un segundo, nunca, es para siempre.
Cuando la puerta se ha cerrado te das cuenta, que las promesas de amor eterno no eran verdaderas, solo papel mojado por un mar de rutina y desencuentros, olas de obstáculos que no pudimos saltar, y nos llevaron hasta una arena pegajosa de pequeños detalles desagradables del uno y del otro, imposibles de limpiar de nuestras mentes, dicen que el amor lo puede todo, lo nuestro no era amor, me dijiste que me amabas, pero nunca es para siempre.

No hay comentarios :