House va al oeste


Primero poneros la banda sonora para ambientaros, y luego sumergiros en el árido ambiente del western almeriense, con el médico cojo más ácido al oeste del pecos, House.



El sol me estaba calcinando la coronilla, y este maldito dolor de pierna era peor cada día, me tengo que conformar con laudano y opio, mierda, con lo buena que era la vicodina, eso por viajar al antiguo oeste americano.
Pero ahí estábamos, la calle desierta, el frente a mí, con cara de pocos amigos, con una barba tan descuidada como la mía, lo había enfadado de lo lindo, que raro, pero este tipo lo pagaba con balas, su nombre es Eastwood, Clint Eastwood, aka el rubio, el hombre sin nombre, como sea, el que dijo hay dos clases de hombres los que tienen un arma y los que cavan, y estoy muy viejo para cavar.
House - Me temo que esta vez te has pasado, no tenías que zurrar a mi colega 13, porque yo no aliviara tus problemas con tu forúnculo, y si piensas que voy a mirarte otra vez ahí lo llevas crudo.
Eastwood - ....
House - Si no hiciste caso de mis recomendaciones de no montar a caballo, llevar una limpieza escrupulosa, y ponerte el ungüento que te recomendé, no es culpa mía.
Eastwood - Grrrrrr...
House - Además alguien que se viste con un poncho tan ridículo tiene poca credibilidad.
El Sr. Eastwood desenfunda su arma lentamente y apunta a House.
House - !Eeeeeh!, eso no es un Colt, es un magnum 357, o sea que a tí te dejan traer cosas de tus otras películas y a mí no me dejan traerme la vicodina, no es justo.
Eastwood - Alegrame el día.
House - !Je!, ahora Harry el sucio, me temo que eso no se hacerlo, no me alegro el día ni a mi mismo.
Eastwood - Tu lo has querido.
Pero antes de que pueda amartillar el Magnum, un palazo resuena en la calle, y Clint cae redondo al suelo, tras él un todavía asustado Foreman sujeta la pala.
House - Ya sabía yo que tu sigilo de ladrón de barrio me serviría algún día, para que tengo un equipo si no es para no pegar golpe, que lo peguen ellos je je je, llévaselo a la Sheriff Cuddy con mis mejores deseos.
Y cojeando con su bastón se dirige hacia el sol poniente, como los grandes heroes.

7 comentarios :

Renaissance dijo...

Jajaja...muy original.
te has olvidado de lo más importante: Wilson sostiene que Eastwood no tiene cancer pese a los síntomas, Cameron siente penita por él y House, tras quedarse mirando un arbusto rodante, tiene una revelación y descubre cual es la misteriosa enfermedad del pistolero.
Fin del capítulo.

Kratos dijo...

Jajaj muy bueno, espero más post de este tipo, que me ha encantado.

Jaina dijo...

Jajjjaja, qué bueno!!! Un crossover entre esos dos monstruos puede ser mortal!

Moltisanti dijo...

House vacilando a Clin Eastwood, se nota que es un relato de ciencia ficción :P

satrian dijo...

Renaissance - La próxima redactamos la historia a medias que das muy buenas ideas.
Kratos - Ves a la etiqueta de Heroes desdibujados y si... y tienes unos cuantos.
Jaina - Increible, barba de tres días contra barba de tres días.
Moltisanti - Sí, es ciencia ficción, pero si alguien le importa muy poco lo que le suceda, ese es House, "saca de quicio a base de bien, y no mires a quién".

Nahum dijo...

Te ha faltado alguno que diga aquello de "aquí huele a cobarde".

Jeje, muy bueno, Satrian.

satrian dijo...

Nahum - Gracias, muy buen apunte, o alguien señalando un buitre, que mitología tienen las tres películas de Sergio Leone.