Lights Out: Yo vivo para boxear, no boxeo para vivir.

Patrick "Lights" Leary vivía en una utopía de familia perfecta, dejó el boxeo antes de que el boxeo acabará con él, pero un revés económico hace que el cuadrilátero se instale de nuevo en su vida, como cualquier leopardo, Patrick no ha perdido sus manchas, es un púgil y la pelea es parte de su ser, en casa era un animal enjaulado que pretende estar domesticado, mientras afila sus dientes en sueño buscando peleas futuras, cuando la oportunidad de regresar y limpiar su nombre tras su último combate, no tiene que pensar nada por mucho que cara al exterior demuestre lo contrario, la campana ha sonado y sus puños están listos.

Pero su objetivo se encuentra tras muchos obstáculos, los primeros su gente amada, sus dos familias: su mujer y sus tres hijas, y su padre y sus hermanos, todos han tirado de él en su propio beneficio, su padre creyó pronta su retirada, su hermano vió en él la gallina de los huevos de oro, su hermana actuó de madre renunciando a su vida y espera una recompensa por ello, su mujer no quiere ver sufrir más a su marido tras ver como el último combate casi lo mata, y su hija mediana carga con el secreto de su enfermedad que podría alejarlo para siempre del boxeo y de su vida.

En el exterior, promotores ambiciosos que ven en un nuevo combate mucho dinero, criminales que buscan su propia tajada, entrenadores con un pasado que los tortura, viejos conocidos que muestran una imagen futura poco halagüeña, pero Patrick no duda extorsiona, lucha, resulta herido, coquetea con las drogas, miente, defrauda a todos los que le rodean, todo por ese combate que le devuelva la vida que perdió, la ilusión de familia parece muy atrás, una vez que ha olido la sangre en el ring, el depredador no cederá hasta cobrar su presa.

Tras 13 episodios llegamos a la revancha, agridulce, con unas palabras finales del boxeador irlandés demoledoras, con el sabor metálico de la sangre todavía en su boca, el mayor deseo de su vida, es su mayor peligro de supervivencia, puede que cambie su cárcel vital por una mental. Una historia con todos los tópicos del género donde lo de menos como siempre son los combates, el combate final estaba demasiado coreografiado por lo que no fue realista, los personajes y sus historias en torno a un boxeador que no quiso perder sus manchas, y quiso dar su último rugido.


9 comentarios :

DDmx dijo...

Mira que nunca deja de estar de moda las historias de boxeadores. Yo me quedo con De Niro en "Toro Salvaje".

Malapata dijo...

Mira que el tema boxeo no me llama nada, pero si la ponéis tan bien la pongo en "pendientes". Ya te dejaré por aquí qué tal me va con ella.

satrian dijo...

DDmx - Toro Salvaje es un referente, aunque cuando preguntes por boxeo todo el mundo acuda a Rocky.

Malapata - Lo del boxeo como siempre es lo de menos, las historias personales son lo que mueven la serie.

pratizi dijo...

Sí, sí. El boxeo nunca pasa de moda y como recuerdas, no es más que una excusa para hablar de algo más profundo. No conocía esta serie, pero me la apunto.

satrian dijo...

pratizi - Está bien contada con unos personajes interesantes, que narran de manera intensa todo lo que sucede alrededor de un boxeador, y con un final que da sensación de cierre aunque la serie fuera cancelada, es muy recomendable espero que te guste.

OsKar108 dijo...

Me ha gustado esta serie de (por desgracia) única temporada. Creo que en los personajes ha estado el mayor de sus logros, y unas cuantas buenas tramas también, aunque estoy totalmente de acuerdo en que el último combate visualmente ha sido bastante pobre, y eso que no me gusta el boxeo, ni sea para nada un entendido (aunque algo haya visto, bueno el combate con el Javier 'El Diablo' Morales tampoco fue nada del otro mundo). Me han encantado los aportes de los boxeadores del pasado de Lights (Ed Romeo, 'The Rainmaker' Raines e incluso aquel a quién quiso usar de sparring)
El cierre casa con el aroma de la serie a la perfección, en mi opinión.

¡Saludos!

satrian dijo...

OsKar108 - Yo tampoco soy fanático del boxeo y el último combate no ha sido bueno, pero no me ha importado mucho porque el resto de la serie sí lo ha sido.
Las incorporaciones me han gustado porque aportaron a la trama.
El cierre como el de Terriers me ha convencido, aunque haya sido cancelada me ha dejado buen sabor final.
Saludos para tí también.

Daniel-San dijo...

Otra gran serie que se va sin hacer mucho ruido, como ya hicieran Terriers y Rubicon, al menos han quedado muy buenos momentos, y los que podrían haber llegado (me habría encantado ver hasta dónde llegaba la guerra entre Barry K Word y Hal Brennan).

satrian dijo...

Daniel-San - Es una pena que no la vea más gente porque merece la pena.
La pelea por el control de los combates es una de las tramas que más me gustaba.