El Hobbit: La Desolación de Smaug


- Título Original: The Hobbit: The Desolation of Smaug.
- Año: 2013.
- Duración: 160 minutos.
- País: EEUU.
- Productora: Metro-Goldwyn-Mayter / New Line Cinema/ WingNut Films.
- Director: Peter Jackson.
- Guión: Philippa Boyens, Peter Jackson, Fran Walsh, y Guillermo del Toro basado en los libros de J.R.R. Tolkien.
- Música: Howard Shore.
- Fotografía: Andrew Lesnie.
- Reparto: Martin Freeman, Ian McKellen, Richard Armitage, James Nesbitt, Aidan Turner, Graham McTavish, Jed Brophy, Stephen Hunter, Ken Stott, John Callen, Adam Brown, Dean O´Gorman, William Kircher, Peter Hambleton, Mark Hadlow, Evangeline Lily, Orlando Bloom, Lee Pace, Sylvester McCoy, Cate Blanchett, Mikael Persbrandt, Luke Evans, Stephen Fry y Ryan Gage.

La aventura de Bilbo Bolsón, Gandalf y los trece enanos liderados por Thorin Escudo de Roble para reclamar el reino enano de Erebor continúa.

Con un inicio trepidante que supera con mucho al de su predecesora, se diluye bastante en su parte central, y en algunas escenas del final, el bosque oscuro y sus sorpresas son tan tétricas y repulsivas como debían serlo, la escena de los barriles es imaginativa, trepidante, e increíble, en sus dos acepciones, una maravilla de escena de acción, derrochando inventiva y calidad, mucho mejor que la lucha en la caverna de los trasgos de la primera, pero sin duda la escena clave es la que comparten ese Smaug con Bilbo, esa lucha de palabrería entre el dragón y su presa es lo mejor de la película, en la que podemos ver a la enorme bestia en todo su esplendor, sin embargo la parte del interior de la montaña se alarga en exceso, con algunas tomas que funcionan, y otras que no, por lo que se pierde el interés en muchos momentos.

Se relata bastante bien el cambio en los personajes de Thorin y Bilbo, que comienzan a verse afectados por sus cargas, la cercanía del poder, la riqueza, y la venganza para el primero, y un anillo que comienza a ejercer su poder sobre el mediano, con una escena clave entre los dos que se podría haber resuelto algo mejor, el relato que sobra porque parece metido a presión, y así fue, es toda la historia de Tauriel, no acaba de funcionar en ningún momento, su parte y la de Legolas sólo atrae en la parte de acción, no en el resto, lo siento por la guapísima Evangeline Lily pero su papel no encaja todo lo que debiera.

El 3D también está mucho mejor utilizado en la primera parte que de la mitad del metraje hacia el final, en general toda la película parece más cuidada al principio, la ambición de Peter Jackson de llevar la historia hasta tres películas, acaba por hacerle un flaco favor en muchos momentos, porque pierde tensión narrativa y atención del espectador, que se comienza a cansar de carreras, y juegos del escondite, esperemos que sepa  repartir mejor su calidad en la última entrega.

Luke Evans y Stephen Fry están muy bien en sus papeles, es una pena que no veamos más de este último, su alcalde de Ciudad del Lago es un acierto, como lo fue el contar con Martin Freeman para hacer de Bilbo han sido capaces de darle bastantes matices a sus personajes, sobre todo la parte cómica de ambos.

Una buena secuela con una parte de acción mejor realizada en su mayoría que en la primera, pero con una narrativa que peca de alargarse en muchos tramos, como en su antecesora, y no deja que salgamos con mejor sabor de boca cinéfila al final, por todo ello se merece un...

PUNTUACIÓN: 7,2.

2 comentarios :

Sergio Reina dijo...

Estoy contigo, es muy superior a la anterior, pero aún con todo, tiene demasiados fallos. Y ¿ese exceso de metraje? se nota por los cuatro costados. El señor Jackson ha querido estirar demasiado el chicle, y así recaudar más, y eso le ha perjudicado notablemente. Con dos entregas de la saga, habría requetebastado, y no estirar otras tres horas de metraje sacado de la manga.

satrian dijo...

Sergio Reina - Si definitivamente apostó por alargar la cosa, al menos debía haber puesto más interés en ciertas partes, porque hay muchas que resultan repetitivas o poco interesantes, aun así la acción y la aventura en gran parte de la película es sobresaliente.