El observador decadente:Mirada sin control


La terraza estaba muy concurrida y ella se dedicaba a hojear una revista, cuando el radar de objetivos, se puso a pitar en mi cabeza, la cual se giró como un resorte, para admirar la hermosa figura de mujer que pasaba a nuestro lado.

Nunca en mi vida he sido muy disimulado, cuando contemplo a una dama, y esta era de las que dejan impresión, largo cabello, bien vestida, cuerpo curvilíneo... !Uuuuuuups!, entonces tu mente vuelve en si, y se da cuenta de que tu novia está sentada al lado, por lo que intentas volver tu cabeza de la posición inverosímil en la que se había colocado, para intentar disimular.

- Te he visto, no te esfuerces - dice ella consciente de que tiene la sartén por el mango.

- Yo... yo no, ¿queeee??, que estaba haciendo - tartamudeo sin saber que contestar.

- No podeis evitarlo, ¿verdaaaad?, vuestra parte "testosterónica", os impulsa a hacerlo incontroladamente, esa es la excusa que ponéis, animalicos -

- Y si miraba, ¿qué?, ¿porque esté contigo me está vetado mirar a otras mujeres? - respondí muy gallito.

- No, pero si sentirte culpable por ello, eso es que algo malo estás haciendo, o que aparte de tu Pepito Grillo habitual que te dicta lo que hacer al oído, en el otro hombro me he logrado colocar yo, y comienzo a influir en tu conducta, je, je, y aun no has experimentado nada -. Y tras terminar la frase vuelve a levantar la revista y aparentemente a sumergirse en su lectura otra vez.

- ¿Cómo que me controlas?, yo hago lo que quiero, y lo que quería era que no te enfadaras por verme mirar de esa forma a otra mujer, si intentar corregir mi conducta para intentar no molestarte, esta mal, yo, ya no entiendo nada -

- Como siempre cariño, lo que quiero es que seas tú, no me importa que mires a otras mujeres, no digo que me guste, pero no me importa, ahora, me fastidia que solo por que esté yo no lo hagas, que los cambios en tu personalidad sean por que tú decidas hacerlos, no por que yo los quiera, a mi me vale con confiar en tí, cuando ya no lo haga te lo haré saber - espetó desde detrás de la portada.

Contradicciones, cuanto más intento entender a las mujeres, mas contradicciones veo, me voy a volver un esquizofrénico del amor.

No hay comentarios :